Compartilhe

Colaboración de Gustavo Pedroso, voluntário del Foro Social Américas de las Migraciones (FSAM)

¨Por la construcción de Alianzas entre las autoridades locales, la sociedad civil y territorios de Ciudadanía Universal”

Este fue el llamado de la actividad realizada por la Red Sin Fronteras con la participación de la Organización para Una Ciudadanía Universal – O.C.U, Consejo Estadual de los Derechos de los Refugiados, Migrantes y Apátridas de Paraná (CERMA), Red Internacional de Migración y Desarrollo – RIMD, la Secretaria de Equidad e Inmigración del Municipio de Montevidéu, Uruguay y de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Catamarca, Argentina, además de la participación de activistas, académicos e inmigrantes de diferentes países del continente y de la diáspora latinoamericana. En total 60 participantes por la plataforma zoom y un por medio de 80 en facebook asistieron a la actividad, parte del Eje 4. Migración y derecho a la ciudad. A mesa contó con la mediación de Paulo Illes y Adriana Fedel y como ponentes participaron Fernando Monguillot, Secretario de Gobierno del Municipio de Catamarca,Argentina; Marcia Ponce, presidenta del Consejo Estadual de los Derechos de los Refugiados, Migrantes y Apátridas de Paraná, Brasil; Elizabeth Suarez, Secretaria de Equidad Étnico Racial y Población Migrantes del Municipio de Montevideo, Uruguay y Clarens Chery, migrante Haitiano y representante de la sociedad civil en Florianópolis, Brasil.

A lo largo del encuentro que duró poco más de 2hs, las y los participantes buscaron reflexionar sobre cómo construir redes globales de espacios solidarios, alianzas entre sociedad civil, gobiernos locales y ciudades santuario; políticas interseccionales de desarrollo e igualdad de oportunidades para las personas migrantes; impasses en la construcción del control social en las políticas para migrantes, refugiados y apátridas; como asegurar la participación de las personas migrantes en la construcción de políticas públicas de acceso a la ciudad y además sobre los progreso locales en la garantía de los derechos de migrantes, refugiados y apátridas.

Se discutió la necesidad de construir espacios solidarios y ciudades santuario en las sociedades de acogida, capaces de apoyar e insertar a las personas migrantes en las redes de defensa y garantía de sus derechos. Para eso, se hace necesario reconocer el fenómeno migratorio como producto de una crisis en el modelo productivo capitalista, pensando en reformas institucionales para construir un nuevo mundo posible. Además, es fundamental construir una iniciativa de abajo hacia arriba, deconstruyendo los discursos que criminalizan a las personas migrantes, construyendo nuevas narrativas que legitimen a las personas migrantes como agentes de enriquecimiento cultural y transformación social. Promover la construcción de una red global de ciudades santuario, espacios solidarios y sostenibles ocurre a través de esta resistencia activa, transformando los espacios locales y sus articulaciones en espacios de emancipación.

En Montevideo, desde la Secretaría de Equidad Racial, se ha buscado recolectar datos para construir políticas públicas de desarrollo para las comunidades desplazadas. Desde una perspectiva interseccional, que reconoce los cruces de edad, raza, género, etnia, orientación sexual en la experiencia migratoria, se hace posible pensar en formas efectivas de protección de derechos (trabajo y vivienda digna) e integración individual y colectiva en la ciudad. Desde Catamarca, Argentina, el mensaje que nos llega destaca la necesidad de sensibilizar a la sociedad receptora, a través de políticas de memoria que busquen reconocer los aportes históricos de las comunidades migrantes, y su papel en el enriquecimiento de la ciudad, desde una perspectiva intercultural, posibilitando la construcción de espacios de diálogo intercultural y interreligioso. La promoción pública de proyectos construidos por la sociedad civil y las alianzas con iniciativas privadas (desde su responsabilidad social) se vuelve fundamental en este proceso.

Sin embargo, la reflexión muestra que aún existen impasses en la construcción de órganos de control (consejos de participación) social que apuntan a la construcción, aplicación y seguimiento de políticas públicas dirigidas a migrantes, refugiados y apátridas en las ciudades. Se reconocen los obstáculos: garantizar la participación de las personas migrantes en estos procesos de formulación de políticas; y responsabilizar a las agencias gubernamentales por su compromiso con estas comunidades, asegurando en el presupuesto público acciones dirigidas a la población migrante.

Existen logros exitosos para la participación de los migrantes y la sociedad civil en la construcción de espacios más solidarios con la temática migratoria. Se aplaudió el proceso de construcción de la reciente ley instituida en el Estado de Santa Catarina, Brasil y el Consejo de Migrantes de Catamarca, propuestas que fueron impresionadas por migrantes y aceptadas por los gobiernos con participación social, institucionalizando la garantía de los derechos de las personas migrantes.

Los principales acuerdos de la Mesa: 

  1. Impulsar colectivamente una red global de ciudades santuario y espacios de solidaridad, con el objetivo de acoger y emancipar a las personas migrantes.
  2. Luchar por la incorporación de los temas de migración, y sus interfaces, en el presupuesto público las políticas locales (municipales) y regionales.
  3. Garantizar la participación social de la población migrante en la construcción de políticas públicas en las ciudades, a través de consejos consultivos desde un enfoque interseccional (considerando edad, género, diversidad sexual, etnia, raza y religión).
  4. Luchar por la institucionalización de políticas públicas para migrantes, refugiados y apátridas, en diferentes niveles (local, regional y nacional), reconociendo la migración como un derecho humano y al migrante como un sujeto de derechos.

Estos acuerdos que surgieron de la actividad fueron incorporadas dentro de las propuestas finales promovidas durante el Foro Social Americas de las Migraciones (FSAM) realizado del 22 al 25 de Octubre de 2020. Este es una base como referencia en acuerdos y demandas de la sociedad civil organizada para la articulación de una agenda politica y de acciones en la defensa de los derechos humanos de las personas migrantes nivel regional y local.

Para acceder a esta información sobre el documento final y el FSAM ingresar a www.fsam.uy